Batista Ogando fue investigado por una muerte

Martín Batista Ogando, imputado por el asesinato de la joven Geraldine Sánchez, fue investigado por la Policía Nacional por la muerte de Mario Salvador Molina, alias Willy, quien fue un exnovio de la víctima y a quien mataron el 21 de diciembre del 2015.
Sin embargo, las autoridades desestimaron la acusación contra Batista Ogando, a quien señalaban como el autor material del hecho, por falta de pruebas.

Según reveló una fuente de la Policía a este medio, Batista Ogando, quien actualmente cumple medida de coerción en la cárcel del 15 de Azua por la muerte de Sánchez, no tiene ningún historial delictivo en la institución.

Geraldine Sánchez fue asesinada de un disparo propinado por Batista Ogando, quien era su expareja y padre de su hijo de dos años, en víspera del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Ese mismo día, el acusado se entregó a las autoridades.

El pasado domingo, el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, le dictó un año de prisión preventiva para cumplirlo en la referida cárcel. Antes de su decisión, el magistrado le advirtió que se preparara para cumplir una pena de 30 años.

El imputado anteriormente había agredido a Geraldine en presencia del hijo de ambos. Por esto, la hoy occisa se había querellado en su contra, pero más tarde retiró la denuncia bajo el alegato de que habían llegado a un acuerdo en el que la víctima aseguró que la situación había cambiado.

Be the first to comment on "Batista Ogando fue investigado por una muerte"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*