Los momentos más memorables de cinco rendiciones de cuentas

El presidente Danilo Medina acudirá mañana ante la Asamblea Nacional por sexta vez y la segunda de su último mandato.

En los últimos días el presidente Medina ha hecho grandes esfuerzos por llegar al Congreso Nacional con un ambiente favorable y lo ha logrado hasta cierto punto. La baja de la Marcha Verde ha contribuido con eso, pues hasta ahora ha sido su mayor amenaza en casi seis años de gobierno. En el país no hay situaciones que generen mayor preocupación al gobierno, especialmente con la salida de la presidencia del Colegio Médico Dominicano de Waldo Ariel Suero, que fue otra “piedra en el zapato” para el gobierno en los últimos dos años, y la firma de acuerdos con Wilson Roa.

El gobernante también hizo cambios en el tren gubernamental y con su visita logró poner en primera plana de la opinión la obra cumbre de su gobierno en materia de transporte, el Teleférico de Santo Domingo. Sin embargo, las designaciones generaron ruido por el nombramiento de un viceministro que guarda prisión por violencia doméstica y la denuncia del renunciante director del Servicio Nacional de Salud, Nelson Rodríguez Monegro de que lo “venció el clientelismo y los intereses afectados”.

El momento también llega cuando hay incertidumbre en los sectores políticos dentro y fuera del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) sobre una posible tercera reelección del presidente Medina. El expresidente Leonel Fernández desarrolla una campaña de respeto a la Constitución de la República y sus comentarios de que el irrespeto a la Ley Sustantiva podría dar pie al inicio de una dictadura en el país, no han caído bien en el sector del presidente de la República.

Las expectativas de la población sobre la alocución del gobernante giran sobre el tema de la corrupción, la seguridad ciudadana, el desempleo y migración haitiana ilegal que hay en el país.

Componente emocional en discursos

En cinco años rindiendo cuentas a la nación, los discursos del gobernante se han caracterizado por apelar el aspecto emocional de los temas que ha tocado y con lo que ha logrado reacciones positivas en la población.

En el 2013, su primera rendición de cuentas, Medina puso a vibrar el Salón de la Asamblea Nacional con el ultimátum a la minera Barrick Gold para renegociar el contrato de explotación de oro en Cotuí y su frase “el oro es de los dominicanos” fue memorable. En el 2014, el Plan Nacional de Alfabetización fue el tema que generó mayor interés. El 27 de febrero del 2015 llegó al gobierno con el tema de la regularización de extranjeros, básicamente haitianos, en su máxima potencia a consecuencia de la sentencia 168/13 que obligó a un Plan Nacional de Regularización. El gobernante capitalizó la vertiente emocional del tema haitiano y logró generar opiniones positivas cuando advirtió a la comunidad internacional que no permitiría intervención en asuntos de soberanía nacional.

En la cuarta y última rendición de cuentas del primer gobierno del presidente Medina el 27 de febrero del 2016 lo encontró como candidato presidencial del PLD para las elecciones de ese mismo año luego que logró sin mayores traumas la reforma del artículo 124 de la Constitución. En esa ocasión, el sensible tema de Bahía de las Águilas fue la parte central de su alocución que por la historia de lucha que encierra tiene un fuerte componente emotivo.

La primera rendición de cuentas del segundo gobierno de Medina no tuvo nada que ver con los cuatro escenarios anteriores. Por primera vez el gobernante tuvo que apelar a un discurso a la defensiva por la presión que recibió de la Marcha Verde que surgió por el escándalo de corrupción de Odebrecht y ese fue el tema que concentró todo el interés.

Advertencia a Barrick: “el oro es nuestro”

Al final de su discurso de la primera rendición de cuentas, Medina habló de la Barrick Gold. “Quiero que me escuchen bien: El oro que subyace en el suelo de la patria de Duarte, Sánchez, Mella y Luperón, es del pueblo dominicano ¡De nadie más! Y sólo podrá ser extraído, procesado y exportado, si las condiciones de distribución de los ingresos generados por la explotación de este recurso no renovable, son justas y favorables para las dominicanas y los dominicanos. Y en los actuales momentos no lo son”. Al describir las condiciones del contrato, el gobernante reconoció que probablemente no fue culpa del gobierno ni de la propia empresa pues tal vez no imaginaron que los precios del oro se dispararían como ocurrió. También dijo que haría todo para mantener el buen clima de inversión en el país.

“Lo que parecía un sueño es realidad”

Danilo Medina se propuso declarar el país libre de analfabetismo en el 2014. R.M.

La educación centró el discurso del gobernante ese año, especialmente su Plan Nacional de Alfabetización para declarar al país libre de analfabetos. “Cada vez estamos más cerca de superar el analfabetismo para siempre en nuestro país. Lo que hace un año parecía un sueño ya es realidad para miles de hombres y mujeres que hoy pueden leer y escribir. Es otra gran conquista de nuestro país de la que debemos sentirnos felices y en la que debemos seguir trabajando”, comentó. De la tanda extendida dijo que “es una satisfacción para este Gobierno poder afirmar que cumplimos la promesa de incorporar a 200,000 alumnos a la tanda extendida; el nuevo modelo educativo que está llamado a transformar profundamente la realidad dominicana”. En ese discurso también anunció dos de los grandes proyectos de su gobierno para beneficiar la población vulnerable: La Nueva Barquita y Boca de Cachón.

“Ninguna nación puede exigir a la RD”

El Gobierno puso en funcionamiento el Plan Nacional de Regularización. K. Mota

El tema de la soberanía acaparó la atención de ese discurso. “Quiero dejar claro también que ninguna nación del mundo, ni ningún organismo internacional, puede exigir a la República Dominicana que en materia de régimen migratorio, ni de ningún otro derecho soberano, asuma sacrificios al margen de lo que su ordenamiento constitucional y legal prevean. Y nadie puede albergar la más mínima duda, de que una vez concluya la ejecución de los instrumentos de regularización previstos en la normativa migratoria, no habrá más prórrogas, por tanto los extranjeros de cualquier nacionalidad sin regularizar, estarán sujetos a los procedimientos establecidos por la ley, siempre en el marco más absoluto del respeto a la dignidad de las personas”. También resaltó el Plan Nacional de Regularización implementado por el gobierno a raíz del mandato de la sentencia 168/13.

“El secuestro terminó definitivamente”

Las tierras de Bahía de las Águilas fueron objeto de litis judicial durante 17 años.

Sobre la recuperación de Bahía de las Águilas comentó: “Una mafia enquistada en el Estado dominicano, utilizando torpes subterfugios que pasaban por encima a la legislación vigente para la venta o traspaso de los bienes del Estado, logró secuestrar, durante casi dos décadas, uno de los patrimonios inmobiliarios más valiosos de la nación. 364 millones de metros cuadrados propiedad de 10 millones de dominicanos, fueron ilícitamente convertidos en propiedad de un puñado de devastadores del patrimonio público. Este acto infame ha costado mucho al país. Pero sobre todo, a la región más pobre de la República Dominicana; el sur profundo. Nada de eso pudo obtenerse. Un verdadero crimen de lesa patria si reconocemos que en la Región Enriquillo, tres de cada cuatro hogares viven en la pobreza”.

“Estoy del mismo lado que ustedes”

El Movimiento Verde centró la atención del discurso del año pasado de Medina. R.M.

Sobre la corrupción en el gobierno comentó en su rendición de cuentas del 2017: “Y así como es de justos reconocer que se han producido actos de corrupción en la administración pública, también es de justicia reconocer los esfuerzos trascendentales que se han hecho para minimizar las discrecionalidades, para organizar los procesos de compra y adquisición de bienes y para transparentar el patrimonio de los funcionarios del Gobierno, de manera que no solo el Estado, sino toda la sociedad pueda ser veedora de los mismos”. “Quiero, por favor, que se escuche bien: No existen vacas sagradas en este gobierno, ni existirán vacas sagradas fuera de él mientras yo sea el Presidente de la República. Asumí un compromiso ante Dios, ante mi familia, ante mi país, ante el pueblo, ante este Congreso”.

Be the first to comment on "Los momentos más memorables de cinco rendiciones de cuentas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*