El país lleva más de 2 años sin tregua en activismo político

Guerra interna en el PLD, el bloque opositor y la batalla por las primarias mantienen la política como principal tema
La tregua en el activismo político que se supone debe tener el país cuando concluye un proceso electoral no se sintió cuando concluyeron las elecciones generales del 2016, pues desde antes de esas elecciones, los partidos y los posibles candidatos presidenciales para las elecciones del 2020 no han cesado. La guerra entre leonelistas y danilistas se ha recrudecido en los dos años siguientes a las elecciones y el denominado bloque opositor empezó a enfrentar al PLD y el gobierno antes de los comicios.

Desde la oposición, seis días antes de las elecciones del 15 de mayo del 2016, seis precandidatos se unieron para exigir el conteo manual de los resultados de las votaciones y emitieron críticas al sistema de automatización del registro de concurrentes y el conteo de los votos, lo que se confirmó con los fallos que presentaron los equipos el día de las votaciones.

Los diez partidos de oposición , encabezados por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), y el Reformista Social Cristiano (PRSC),continuaron unificados para batallar por la renovación total de los integrantes de los órganos electorales y lo lograron.

Concluido ese proceso, inició la batalla por las primarias partidarias en la ley de partidos políticos, que ha tenido como centro el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con diferencias tan profundas que tanto el sector de Danilo Medina como el de Leonel Fernández prefieren entenderse con políticos de la oposición que entre ellos mismos.

Pocos temas han logrado permanecer con tanto tiempo y con tanto protagonismo en la opinión pública como el relativo a las primarias, especialmente por la ola de rechazo que generó la propuesta de primarias abiertas y simultáneas.

En julio del 2016, el presidente Danilo Medina, cuando recibió su certificado de elección como presidente de la República para el periodo 2016-2020, dio las primera señales de que sus próximos pasos políticos estarían relacionado con la ley de partidos, pues en su discurso en ese acto dijo que “haría todo lo que está en sus manos” para que se apruebe la demandada ley.

Con el paso de tiempo, se conoce porqué el interés del mandatario por las primarias abiertas y simultáneas, según los críticos de ese modelo, ya que ese sistema le facilita una nueva reelección y vence con mayor facilidad a Fernández. El tema colocó al PLD en el centro del debate y luego generó crisis en el PRM y alianzas coyunturales entre Leonel y Abinader y Medina con Hipólito Mejía.

Las acciones políticas con la mirada en el 2020 comenzaron en el PLD, con la firma de un acuerdo del Comité Político que permitió la reforma constitucional para la reelección del presidente Danilo Medina, e incluyó un artículo transitorio que le impide presentarse de nuevo como candidato, y al mismo tiempo permitió la permanencia de Leonel Fernández en la presidencia de la organización hasta que pasen los próximos comicios.

Este año, la vigésima disposición transitoria de la Constitución también ha estado en el centro del debate político, luego de que el Tribunal Constitucional fuera apoderado de un instancia que busca declarar inconstitucional la prohibición al presidente Medina para que se presente como candidato en el 2020.

La hermana del gobernante, Lucía Medina, dijo que ese artículo viola los derechos fundamentales del presidente, porque solo falta que diga su nombre.

Los aspirantes presidenciales

La carrrera por la candidatura presidencial en los partidos mayoritarios la inició Hipólito Mejía en el PRM, cuando anunció en el 2017 desde el carnaval de La Vega de su intención de “volver por la ñoña” de cara al 2020.

Al anuncio de Mejía, le siguió Luis Abinader, excandidato presidencial del PRM, en una declaración emitida desde Líbano, donde informaba su intención de buscar de nuevo la Presidencia del país.

Antes, ya había sido proclamado candidato para las elecciones del 2020 el presidente del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Elías Wessin Chávez.

En el PLD, siempre se ha sabido que el expresidente Leonel Fernández no dejará pasar esta oportunidad para ir de nuevo al Palacio Nacional, y además de su proyecto RD2044 en octubre del 2017, puso en marcha su proyecto de recolección de dos millones de firmas de personas, dentro y fuera del PLD, que se comprometen con su proyecto de que vuelva a la Presidencia. De esa cantidad, el equipo de Fernández afirma que ya tiene más de un millón y tienen en agenda presentarla en un acto del 26 de agosto en el Estado Quisqueya.

El líder político también cuenta con un poderoso equipo de redes sociales que funcionan como fuerza de choque y que dirige Franklin Almeyda. También tiene otro equipo con presencia en todo el país que dirige el periodista Rafael Núñez.

En enero de este año, el presidente Danilo Medina sostuvo una reunión en el Palacio Nacional con los dirigentes de su partido que tienen proyectos políticos presidenciales.

Fernández viene realizando lo que denomina visitas solidarias a dirigentes de su partido, pero las dos últimas acciones se convirtieron en caravanas y coincidieron con la declaración del expresidente Mejía de que “leonel está muerto” desde el punto de vista político.

Luego de eso, al menos tres, Francisco Domínguez Brito, Carlos Amarante Baret y Reinaldo Pared Pérez, han anunciado oficialmente su precandidatura por el PLD. Lo propio ha informado Andrés Navarro, ministro de Educación, quien hasta ahora se mantiene en el cargo, contrario a Baret y Domínguez Brito.

¿Llegó tarde la resolución de la JCE?

La resolución 12/2018, que emitió el 20 de mayo la Junta Central Electoral ha generado todo tipo de debates a favor y en contra. Las críticas a la decisión del organismo electoral se han generado por el momento en que se emitió, el procedimiento utilizado y la base legal.

El momento coincidió con las actividades masivas que encabezó el expresidente Fernández, por lo que hubo una interpretación generalizada de que fue una medida dirigida al político.

El presidente de Alianza País, Guillermo Moreno, intimó a la JCE mediante acto de alguacil a que emita un reglamento de campaña para limitar el tiempo, los gastos, el acceso a los medios de comunicación, entre otros aspectos de la campaña. Esa acción tuvo lugar el 24 de abril de este año. El pleno de la JCE le dio la respuesta en su sesión del 14 de mayo y consideró extemporáneo el pedido de ese partido, y además argumentó que la autonomía reglamentaria de la JCE es a partir de la emisión de la proclama que deja formalmente iniciada la campaña electoral.

El 26 de abril de este año, Domínguez Brito anunció que renunciaba de Medio Ambiente para ser precandidato del PLD, y el 13 de mayo lo hizo Reinaldo Pared Pérez, ambos casos tuvieron lugar antes de que la JCE se pronunciara sobre la solicitud de Guillermo Moreno.

Politización de la corrupción

En enero del 2017, surgió el movimiento social contra la corrupción y la impunidad Marcha Verde, que generó gran apoyo en distintos sectores sociales, especialmente en la clase media. El Partido Revolucionario Moderno (PRM) dio apoyo militante a ese movimiento, e incluso llamó a sus seguidores a participar en las movilizaciones y contó con la asistencia de su principal activo electoral, Luis Abinader. Los partidos del bloque de oposición también apoyan las manifestaciones surgidas a partir del escándalo de corrupción vinculado a la constructora Odebrecht. Cuando le tocó el turno a la Procuraduría General de la República presentar las acusaciones por ese caso, acusó a seis dirigentes del principal partido de oposición, incluido su presidente y secretario general y ese hecho le quitó fuerza al principal partido de oposición para seguir apoyando el Movimiento Verde.

Be the first to comment on "El país lleva más de 2 años sin tregua en activismo político"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*